LIMPIEZA

La guía definitiva para eliminar las manchas de salsa de tomate con ingredientes de tu cocina

Este es un condimiento muy usado en las comidas y en ciertas ocasiones nos puede traer más de un dolor de cabeza

Fuente: Producción Panorama España/Pixabay.
Salsa de tomate limpieza ingredientes de cocina.Fuente: Producción Panorama España/Pixabay.
Escrito en ESTILO DE VIDA el

La salsa de tomate es uno de los condimentos más usados en la cocina. Desde unas patatas fritas pasando por una hamburguesa o hasta un perro caliente. Es muy sabroso y resulta irresistibles en cada comida. Pero también puede provocar un dolor de cabeza en nuestra ropa ya que apenas te salpica una gota de este producto nos sentimos bastante incómodo.

Pero no te desesperes porque este inconveniente tiene solución con algunos ingredientes que tienes a mano en tu cocina. Así podrás deshacerte de esas problemáticas manchas de salsa de tomate en poco tiempo y no arruinar tus prendas. El mejor consejo es actuar lo más rápido posible así es más sencillo eliminarla sin demasiadas complicaciones.

Los perros caliente contienen salsa de tomates. Fuente: Pixabay.

Si la mancha de salsa de tomate está fresca debemos correr a limpiarla simplemente con agua fría y con la ayuda de la yema de los dedos frotar suavemente. Luego debemos mezclar vinagre blanco con agua en partes iguales y la aplicamos en la zona más crítica de nuestra prenda. Dejamos descansar por alrededor de 30 minutos. Por último, realizamos un lavado de forma habitual.

Otras formas de eliminar las manchas de salsa de tomate

La fórmula del vinagre blanco es una de las más populares, pero también tenemos otras opciones con elementos caseros que tienes en tu hogar. Una de ellas es la sal y se utiliza de la misma forma. Este producto es ideal porque ayuda a absorber la salsa de tomate. El bicarbonato de sodio también actúa de la misma forma y se mezcla con agua para formar una pasta.

El zumo de limón y hasta los más osados utilizan mayonesa para eliminar la mancha de salsa de tomate de tu ropa. El procedimiento es el mismo en todos los casos. Aplicamos sobre la zona crítica y dejamos descansar por lo menos 30 minutos. Luego lavamos la prenda como lo hacemos habitualmente.