REINA VICTORIA

Así fue el reinado de Victoria del Reino Unido, conocida como “la abuela de Europa”

La reina tuvo un reinado muy largo y con mucha descendencia

Fuente: pinterest @msn
"La abuela de Europa" fue una reina muy influyente en la cultura británica.Fuente: pinterest @msn
Por
Escrito en REALEZA el

El reinado de la Reina Victoria del Reino Unido, que se extendió desde 1837 hasta 1901, es uno de los períodos más icónicos de la historia británica y europea. Victoria, nacida en 1819, ascendió al trono a la edad de 18 años y se convirtió en una figura destacada en la política y la cultura de la época. Su reinado dejó una huella imborrable en la historia, y aquí repasamos algunos de los aspectos más destacados de su larga y próspera vida.

El reinado más largo hasta el fallecimiento de la reina Isabel II: El reinado de Victoria, que abarcó 63 años y 216 días, es el 2do período más largo en la historia de la monarquía británica. Durante su reinado, el Imperio británico alcanzó su máxima expansión, convirtiéndose en el imperio más grande de la historia.

La reina con hijas y nietos Fuente: pinterest

Matrimonio y familia: Victoria se casó con su primo, el Príncipe Alberto de Sajonia-Coburgo y Gotha, en 1840. Su matrimonio fue un amor verdadero y duradero, y juntos tuvieron nueve hijos, quienes se casaron con la realeza de toda Europa y les dieron 42 nietos, ganándose el apodo de "La Abuela de Europa". Luto eterno: Victoria vivió un largo período de luto tras la muerte de su amado esposo, el Príncipe Alberto, en 1861. Vistió de luto el resto de su vida y mantuvo su duelo público y privado.

"La abuela de Europa" Fuente: pinterest

Legado duradero: El reinado de Victoria dejó un legado duradero en el Reino Unido y en todo el mundo. Su influencia y estilo de vida dejaron huella en la cultura y la moda de la época, y su papel en la expansión del Imperio británico tuvo un impacto duradero en la historia global.

Retrato de la reina junto a todos sus hijos y nietos Fuente: pinterest

La reina Victoria del Reino Unido, conocida como "La Abuela de Europa", fue una figura monumental en la historia europea y británica. Su reinado dejó un legado que perdura hasta el día de hoy, y su vida personal y política continúa siendo objeto de interés y estudio en todo el mundo.